lunes, agosto 11, 2008

La dudosa fuente de DESIDERATA!!!

Desiderata
De Wikipedia, la enciclopedia libre
Desiderata (del latín desiderata "cosas deseadas", plural de desideratum) es un poema muy conocido sobre la búsqueda de la felicidad en la vida. Sus derechos de autor son del año 1927 y pertenecen a Max Ehrmann. Desiderata fue publicado en 1948 (después de la muerte de su autor) en una colección de poemas titulada Desiderata of Happiness, recopilados por la esposa de Ehrmann.

En la década de los 60 estaba circulando sin la atribución a Ehrmann, a veces con la afirmación de que había sido encontrado en la iglesia St. Paul de Baltimore, en Maryland, Estados Unidos. También se decía que había sido escrito en 1692 (año de la fundación de la iglesia). Sin embargo, esta poesía ha mantenido el sello de Ehrmann en algunas de sus ediciones.
Tabla de contenidos
[ocultar]

* 1 Historia
* 2 Discusión
* 3 Estado del Derecho de Autor (copyright)
* 4 Enlaces externos

Historia [editar]

El autor oficial y reconocido es Max Ehrmann, un abogado y poeta de Indiana, Estados Unidos, quien vivió entre 1872 y 1945. Ha sido dicho que Desiderata fue inspirada por un impulso que Ehrmann describe en su diario: "Debería dejar un humilde regalo - un trozo de prosa que ha alcanzado nobles humores".

Alrededor de 1959, el reverendo Frederick Kates, párroco de la iglesia Saint Paul, en Baltimore, usó el poema en una colección de devocionarios que él había recopilado para su congregación. Algunos años antes él había encontrado una copia de Desiderata. En el encabezado del documento entregado figuraba "Old St. Paul's Church, Baltimore" (el nombre de la iglesia) y el año de fundación de la misma (1692).

Como el texto fue compartido de amigos a amigos, la verdadera autoría (que no estaba especificada en el devocionario) se volvió dudosa. Copias con el encabezado de "Old St. Paul's Church" fueron impresas y distribuidas libremente en los años que siguieron. Es comprensible que un editor interpretara este dato como que el poema había sido encontrado en esta iglesia en el año de 1692. Esta nota, sin duda, añadió más encanto al atractivo del poema, a pesar de que el actual lenguaje del mismo sugiriera un origen más moderno.

Cuando Adlai Stevenson murió en 1965, un invitado en su casa encontró una copia de Desiderata cerca de la cama de Stevenson y descubrió que éste había planeado usar el poema en sus cartas de Navidad. La publicidad que siguió dio amplia fama al poema, ya relacionado erróneamente con la iglesia Saint Paul.

Discusión [editar]

En general, ya que no existe evidencia contundente, las discusiones se hallan en torno de tres probables orígenes:

1. Encontrado en la vieja iglesia de Saint Paul, Baltimore. Fechado en 1692.
2. El oficial y reconocido: Escrito por Max Ehrmann en 1927 y hecho el depósito de propiedad intelectual en 1948 por su viuda.
3. Escrito en latín en la pared de piedra de la torre de la campana de la iglesia de St. Paul. La contribución de Ehrmann fue la de traducir al inglés y publicar el material. Su esposa depositó legalmente la obra para ganar control económico sobre su distribución.

Una corte que llevó el caso del copyright apeló al dominio público del poema, pero otras cortes, recientemente, han dictaminado que el copyright pertenece a los herederos de Ehrmann.

Estado del Derecho de Autor (copyright) [editar]

Ehrmann obtuvo los derechos de autor para Desiderata en 1927. Los derechos de autor (copyright) fueron pasados a su viuda, Bertha, quien lo dejó en manos de su sobrino a la muerte de ésta en 1962. En 1971, el sobrino vendió los derechos a Crescendo Publishing Co. Los derechos de autor (copyright) pertenecen actualmente a Robert Bell. Una corte, sin embargo, decidió entregar los derechos al dominio público, ya que Ehrmann no fijó nada al respecto. En otros casos, en otras jurisdicciones, Bell ha salido exitoso en la protección de los derechos de autor (copyright) de Ehrmann.

Algunas versiones terminan con la frase "sé cuidadoso" en lugar de la supuesta original "sé feliz". Faltando de una definitiva fuente publicada, el lector puede decidir cuál de las dos está de acuerdo con el resto del poema.


El texto

DESIDERATA


Anda plácidamente entre el ruido y la
prisa, y recuerda que paz puede haber en el
silencio. Vive en buenos términos con todas
las personas, todo lo que puedas sin rendirte.
Di tu verdad tranquila y claramente; escucha a
los demás, incluso al aburrido y al ignorante,
ellos también tienen su historia. Evita las
personas ruidosas y agresivas, sin vejaciones al
espíritu. Si te comparas con otros puedes
volverte vanidoso y amargo porque siempre
habrá personas más grandes y más pequeñas
que tú. Disfruta de tus logros así como de tus
planes. Mantén el interés en tu propia carrera,
aunque sea humilde; es una verdadera posesión
en las cambiantes fortunas del tiempo.
Usa la precaución en tus negocios porque el
mundo está lleno de trampas. Pero no por eso
te ciegues a la virtud que pueda existir; mucha
gente lucha por altos ideales y en todas partes
la vida está llena de heroísmo. Se tú mismo.
Especialmente no finjas afectos. Tampoco
seas cínico respecto del amor; porque frente a
toda aridez y desencanto el amor es perenne
como la hierba. Recoge mansamente el consejo
de los años, renunciando graciosamente a
las cosas de juventud. Nutre tu fuerza espiritual
para que te proteja en la desgracia repentina.
Pero no te angusties con fantasías.
Muchos temores nacen de la fatiga y la soledad.
Junto con una sana disciplina, se amable contigo
mismo. Tú eres una criatura del universo, no
menos que los árboles y las estrellas; tú tienes
derecho a estar aquí. Y te resulte evidente o no,
sin duda el universo se desenvuelve como debe.
Por lo tanto, mantente en paz con Dios, de
cualquier modo que lo concibas y cualesquiera
sean tus trabajos y aspiraciones, mantén, en la
ruidosa confusión, paz con tu alma. Con todas
sus farsas, trabajos y sueños rotos, este sigue
siendo un mundo hermoso. Ten cuidado.
Esfuérzate en ser feliz.

Desiderata, en inglés

Go placidly amid the noise and the haste,
and remember what peace there may be in silence.

As far as possible, without surrender,
be on good terms with all persons.
Speak your truth quietly and clearly;
and listen to others,
even to the dull and the ignorant;
they too have their story.
Avoid loud and aggressive persons;
they are vexatious to the spirit.

If you compare yourself with others,
you may become vain or bitter,
for always there will be greater and lesser persons than yourself.
Enjoy your achievements as well as your plans.
Keep interested in your own career, however humble;
it is a real possession in the changing fortunes of time.

Exercise caution in your business affairs,
for the world is full of trickery.
But let this not blind you to what virtue there is;
many persons strive for high ideals,
and everywhere life is full of heroism.
Be yourself. Especially do not feign affection.
Neither be cynical about love,
for in the face of all aridity and disenchantment,
it is as perennial as the grass.

Take kindly the counsel of the years,
gracefully surrendering the things of youth.
Nurture strength of spirit to shield you in sudden misfortune.
But do not distress yourself with dark imaginings.
Many fears are born of fatigue and loneliness.

Beyond a wholesome discipline,
be gentle with yourself.
You are a child of the universe
no less than the trees and the stars;
you have a right to be here.
And whether or not it is clear to you,
no doubt the universe is unfolding as it should.

Therefore be at peace with God,
whatever you conceive Him to be.
And whatever your labors and aspirations,
in the noisy confusion of life,
keep peace in your soul.

With all its sham, drudgery, and broken dreams,
it is still a beautiful world.
Be cheerful. Strive to be happy.

viernes, agosto 08, 2008

30 de agosto Incognitas

Image Hosted by ImageShack.us

miércoles, agosto 06, 2008

Últimas noticias - Télam