lunes, junio 27, 2011

Intolerancia cero

Cambalache

Intolerancia cero

Por Enrique Pinti

Domingo 26 de junio de 2011 | Publicado en edición impresa
Los prejuicios siguen estando en nuestras sociedades. Desde luego que se han hecho grandes adelantos, se ha luchado mucho desde todos los foros posibles y se han conseguido legislaciones en contra de las discriminaciones de todo tipo, pero, más allá de la ley de los hombres, sigue anidando en muchas personas el odio racial, religioso, político, económico y sexual. Es superior a cualquier racionalidad, a cualquier lógica, incluso es superior a las propias experiencias de vida. La memoria traiciona a muchos seres humanos que han sufrido perjuicios por causa de gente con características especiales y se sacan conclusiones caprichosas y antojadizas. Un mal negocio o una estafa, sufrida por culpa de un sinverguenza de raza judía, árabe o china, quedará grabada a fuego y permitirá decir apresuradamente: Tenía que ser., y agréguese el origen racial. Y de ahí en más, a cruzarse de vereda cada vez que en nuestra vida nos topemos con alguna persona de ese origen. Los prejuicios a favor son tan truchos como los en contra: los gorditos son felices; las mujeres son histéricas; los hombres son sexualmente mas promiscuos que las mujeres; los homosexuales tienen buen gusto para todo; los anglosajones son fríos; los latinos son calientes; los jóvenes son huecos; los viejos son insoportables; los médicos se vuelven insensibles al dolor ajeno como coraza para soportar el contacto cotidiano con el sufrimiento... y siguen las firmas. Muchas de estas afirmaciones pueden tener su parte de verdad, pero tomarlas como axiomas o verdades reveladas pueden conducirnos a errores garrafales que pueden perjudicar reputaciones y amargar vidas sin ninguna necesidad. Claro, para no incurrir en semejantes disparates tenemos que tomarnos el trabajo de analizar individualmente a todos los seres humanos que pasan por nuestra vida, no apresurarnos con primeras impresiones que pueden variar para bien o para mal nuestros juicios valorativos, prestar atención y no creerse el primer chimento siniestro de gente resentida que intenta llenarnos la cabeza con algún comentario tipo: Me dijo un amigo del tío del portero de la casa de al lado que se enteró, por la sirvienta del departamento de enfrente, que lo vieron medio borracho tratando de embocar la llave en la puerta a altas horas de la madrugada. O, por el contrario: Es un ser maravilloso con una luz interior que irradia una aureola de bondad sin limites. Todo está muy bien, pero sólo nuestra experiencia personal meditada y analizada con calma y sin preconceptos nos mostrará el camino a seguir. Puede ser que esa persona sea una cosa u otra, pero nadie es totalmente bueno o malo y muchos seres humanos se comportan de distintas maneras ante distintos estímulos y reaccionan en forma muy diversa de acuerdo con cómo se los trate por afinidades mayores o menores, según los casos.
Si todo fuera tan fácil de resolver clasificando a la gente según sexo, religión, raza, ideas políticas, nivel adquisitivo, cultura, profesión, conducta sexual, nacionalidad o aspecto físico, el mundo no tendría ni la milésima parte de los problemas que lo aquejan. Y no debemos olvidar que cuando grandes cráneos han tratado de resolver los grandes entuertos de la historia con genocidios, exterminios, persecuciones religiosas, represiones discriminatorias y soluciones finales los fracasos de esas políticas han sido contundentes y espantosos para la humanidad que retrocede siglos en pocos años. Desde la persecución a los cristianos, circo romano incluido, hasta los holocaustos de judíos, turcos, armenios, chinos, árabes etc, pasando por la quema en la hoguera de presuntos herejes e hipotéticas brujas, los gobernantes han dado el pésimo ejemplo de hacer del prejuicio una política de Estado.
Las dictaduras, anulando toda posibilidad de intercambio y discusión de ideas, y las democracias, cayendo en intolerancias de discursos únicos, han sido responsables de enfrentamientos que a veces desembocaron en muerte, destrucción y guerras civiles.
Desde lo individual a lo colectivo el prejuicio es una de las fallas más grandes de los seres humanos y nadie está libre de ellos. La única arma en contra de ese veneno es apelar a nuestra razón, no dejarnos llevar por ningún extremo y estar atentos -pero no paranoicos- y vigilantes -pero no histéricos- y, sobre todo, saber reconocer cuando hemos metido la pata penalizando a los otros sólo por apariencias. Es un trabajo, pero vale la pena.
El autor es actor y escritor

jueves, junio 23, 2011

A VECES PASA


Aveces pasa que la razón
corta el hilo y se va volando
con los vientos de una pasión
que a otros cielos se van soplando.
Se te escapa de las manos
y te deja solo en la vía
abrazado a una confución
que no te lleva a una salida
Y todo es culpa del corazón,
que no toma una decisión.

Soñar puede cambiarnos la vida
Soñar suele curar las heridas
Amar para cambiarnos la vida
Y amar, para curar las heridas.

Se te escapa de las manos
y te deja solo en la vía
abrazado a una confución
que no te lleva a una salida
Y todo es culpa del corazón,
que no toma una decisión.

Soñar puede cambiarnos la vida
Soñar suele curar las heridas
Amar para cambiarnos la vida
Y amar, para curar las heridas.
Y abrir las puertas del corazón
Y tomar una decisión.

miércoles, junio 22, 2011

Los olvidados de la Cuenca del Riachuelo

fuente:http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-170299-2011-06-17.html

Los olvidados de la Cuenca del Riachuelo

La Defensoría General de la Ciudad denunció al menos diez casos de desalojos de familias, que no fueron relocalizadas. Le pidió a la Corte Suprema que se garantice el derecho a la defensa de las personas afectadas.
 Por Eduardo Videla
Al menos diez familias fueron desalojadas de asentamientos ubicados en la ribera del Riachuelo, en jurisdicción de la ciudad de Buenos Aires, sin que fueran relocalizadas en otra vivienda, como dispuso la Corte Suprema de la Nación. Los casos fueron detectados por la Defensoría General de la Ciudad, que presentó esta semana un recurso ante la Corte en el que advierte que “se están vulnerando derechos fundamentales” de las personas desalojadas, ya que no se les brinda una solución habitacional, por lo cual muchas de ellas quedan en situación de calle. Los desalojos fueron solicitados por la Autoridad de Cuenca Matanza-Riachuelo (Acumar) y autorizados por el juez federal de Quilmes Luis Armella. La Defensoría denunció además que los afectados “están siendo privados de su derecho de acceder a la Justicia”, ya que no se permite la intervención de abogados defensores, como ocurre en cualquier desalojo.
Las familias afectadas están entre las más vulnerables que habitan sobre la costa del Riachuelo, en el área que se denomina “camino de sirga”, que debe ser liberado como parte del proceso de saneamiento del río, de acuerdo con la sentencia de la Corte de julio de 2008. La aplicación de esa sentencia está a cargo del juez Armella.
En la presentación, que lleva la firma del defensor general, Mario Kestelboim, se solicita a la Corte que fije “los estándares a los cuales deberán ajustarse todos los desalojos y reasentamientos, en consonancia con las normas internacionales de derechos humanos”. También se pide al tribunal que “establezca la prohibición de desalojar sin que se provea previamente vivienda alternativa, adecuada a las necesidades de los afectados”. Y reclama que establezca “parámetros claros” para que los damnificados “puedan hacer oír sus reclamos ante la Justicia”.
Algunas de las familias que deben ser desalojadas de la ribera del Riachuelo, como las de las villas El Pueblito y Luján, ya tienen viviendas asignadas en un complejo de Villa Soldati. Pero la Defensoría porteña detectó este año casos de desalojos de familias que “se asentaban en el lugar desde hace más de 20 años”, sin considerar que “sus hijos concurren a las escuelas cercanas, se asisten en hospitales o salas de atención primaria de la zona y sus amigos y parientes viven allí”.
Si bien Armella dispuso en febrero de este año que “no se llevarán adelante erradicaciones sin una relocalización previa”, el propio juez –observó la Defensoría– “ordenó numerosos desalojos sin respetar las garantías mínimas”. En la presentación se enumeran los casos que pudieron verificar los defensores:
- La familia Borjas, que habitaba desde hace más de 25 años en el predio de Río Cuarto 4602/85. Allí había cuatro viviendas: en tres de ellas había niños y en la otra una mujer mayor. “La Acumar solicitó el allanamiento y desalojo durante la feria judicial de enero, y el juzgado la otorgó. Como única asistencia, recibieron como subsidio cuotas de 700 pesos del Programa para Familias en Situación de Calle del gobierno porteño. La misma suerte corrió la familia Linares, con un niño de 10 años, asentados a metros de allí, en Río Cuarto 4704.
Tras una presentación de la Defensoría ante Armella en resguardo de sus derechos, Acumar respondió que se había garantizado el interés de los menores a través del subsidio del Gobierno de la Ciudad. Y llegó a solicitar “una nueva orden de allanamiento”, ahora al lugar donde habitaban las familias tras el desalojo, para comprobar que supuestamente se respetaban las garantías de los niños. “El juzgado hizo lugar a la medida”, precisó la Defensoría.
- También en enero, fueron desalojadas cuatro viviendas en avenida 27 de Febrero y Agustín de Vedia. En este caso se presentó la defensora oficial de Quilmes pidiendo la nulidad de los desalojos. Acumar pidió que se rechace el pedido por “falta de legitimidad de la defensora”, a lo cual hizo lugar el juez.
- En el mismo mes fueron desalojadas las familias Pereira y Sánchez Santa Cruz, en 27 de Febrero y Pergamino. En las dos casillas vivían siete personas, incluyendo tres niños. En este caso, a diferencia de los anteriores, no consta que se hubieran entregado subsidios. Las casillas fueron demolidas y las siete personas quedaron en situación de calle.
- En abril, una pareja fue desalojada de la vivienda de Pedro de Mendoza, entre Vieytes y Herrera, donde habitaban desde hace 22 años. El juez Armella “impuso las costas del operativo en cabeza de los ocupantes”. En este caso, el juez rechazó una presentación del asesor tutelar porteño.
- El 13 de abril fueron desalojados dos hombres de un predio de Pedro de Mendoza y Herrera. Se demolió la casa de material que habitaban sin darle una solución habitacional.
“La metodología utilizada por el Juzgado Federal de Quilmes es la de conceder las órdenes de allanamiento sin garantizar la relocalización de las personas desalojadas”, concluye la presentación de Kestelboim. “Los allanamientos y la imposición de costas (a los desalojados) son indicios de que para el juez son los propios afectados –quizá las personas más vulnerables de la cuenca– los culpables de su situación”, agrega.
Finalmente, sostiene que “resulta inaceptable que no se permita intervenir a las personas sujetas a la ejecución de una sentencia dictada en una causa en la que no fueron parte”, lo cual, asegura, “es violatorio del acceso a la Justicia”.
Con esos argumentos, el defensor general solicitó a la Corte Suprema que disponga que “los desalojos originados en esta causa estén sujetos a una previa localización”. Y que fije como estándar de procedimiento que “no se podrá denegar la participación de los afectados en la causa a través del patrocinio letrado que elijan”.

Riachuelo

fuente:http://www.clarin.com/sociedad/medio_ambiente/Riachuelo-personas-viven-peligro-constante_0_475152515.html

Riachuelo: 10 mil personas viven en peligro constante

05/05/11
Están sobre el borde del río y deben ser trasladadas, tal como lo ordenó la Corte. Mientras, construyen un camino ribereño, pero donde no hay asentamientos. Y hacen falta viviendas para poder mudarlos.
El plan de la Corte Suprema que en 2008 ordenó sanear la cuenca del Riachuelo tiene diferentes grados de avance . Sin embargo el punto más sensible, el de la relocalización de la gente que vive en villas sobre el río más contaminado del país, sigue muy trabado. Entre problemas de gestión y denuncias de falta de colaboración entre gobiernos, hay 1.948 familias, unas 10.000 personas, que viven pegadas a la costa del Riachuelo en peligro sanitario y ambiental, sin que avancen sustancialmente los planes de vivienda para mudarlos.
De hecho, la construcción del camino ribereño, tanto en Capital como en Provincia, sólo puede concretarse en los lugares donde no hay asentamientos. La recuperación del “camino de sirga” fue uno de los requisitos impuestos por la Corte como parte del saneamiento. Consiste en liberar y parquizar una franja de 35 metros paralela a cada una de las márgenes , que sirve como zona de protección para evitar futuros vuelcos de contaminantes al Riachuelo.
El problema es que se trata de tierra ocupada. Además de numerosas fábricas y los puestos de la feria ilegal de La Salada, hay casi 2.000 familias instaladas de manera precaria, rodeada de basurales a cielo abierto y contaminantes de todo tipo. Del total, la mayoría, 1.395, están del lado de Capital.
Un ejemplo de las dificultades para relocalizarlas es la situación de las viviendas de Castañares y Portela, que están tomadas desde hace dos meses por habitantes de la villa 1-11-14. Ese complejo habitacional debía ser entregado a 128 familias deEl Pueblito , un asentamiento que está sobre la ribera, a metros de Puente Uriburu. Aunque el juez federal Luis Armella, a cargo de llevar adelante el fallo de la Corte, ordenó tres veces desalojar el complejo, ni el gobierno nacional ni el de la Ciudad lo liberaron. Así, la gente de El Pueblito siguen viviendo casi encima del agua contaminada.
De acuerdo a un cronograma acordado en febrero por los gobiernos de la Nación, la provincia de Buenos Aires, la Ciudad y los municipios bonaerenses involucrados, la relocalización de las 1.948 familias debería completarse entre el próximo 30 de junio y el 15 de enero de 2013. El desafío parece enorme, porque entre otras cosas implica mudar a las 892 familias que viven en la villa 21-24, de Capital, uno de losbarrios de emergencia más grandes del país .
“La Justicia está demostrando voluntad para avanzar con la recuperación del camino de sirga, un paso muy importante para mejorar la calidad de vida de la gente. Pero hay importantes problemas de gestión de ACUMAR y el Gobierno porteño respecto de la política de viviendas”, aseguró Andrés Nápoli, director de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales, una de las ONG nombradas por la Corte Suprema para auditar el avance del plan de saneamiento. En total, y según el censo 2010, en la cuenca viven 6.092.268 personas, en 14 partidos bonaerenses y 12 barrios del sur porteño.
Mientras tanto, la Autoridad de la Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR), la Provincia y la Ciudad avanzan con la construcción del camino de sirga. La costa porteña del Riachuelo está dividida en tres partes , dos de las cuales no tienen problemas de ocupaciones. La primera es la avenida 27 de Febrero, cuyo ensanchamiento fue inaugurado en 2005. La otra es el tramo de La Boca, entre Pedro de Mendoza y el viejo puente Pueyrredón, a la altura de la avenida Vieytes. Este sector ya está construido como paseo , aunque precisa que mejoren la parquización, iluminación y que se ordene el tránsito por el impacto de los camiones.
El tramo por recuperar es el que queda entre puente Alsina y Vieytes. Allí, la intención es armar una calzada de adoquines con parquización lateral, que funcione como un paseo. Se permitirá el paso de autos pero a una velocidad limitada, y también podrán ingresar ambulancias, camiones de residuos o los vehículos de los bomberos. En cambio, el tránsito pesado deberá ir por las autopistas Cámpora y Dellepiane o desviarse hasta la avenida Perito Moreno.
En el tramo a recuperar, desde la Ciudad se informó que actualmente existen tres frentes donde se está trabajando, a la altura de las calles Romero, Iguazú y San Antonio. El segundo es el lugar que se conocía como “Mundo Grúa”, un ex depósito de grúas donde se construirán viviendas para gran parte de las familias que hoy están en la villa 21-24.
Estos tres frentes se dan, precisamente, donde no había asentamientos. “Para seguir avanzando es necesario proceder con la reubicación de las familias de El Pueblito . Seguimos insistiendo para que el gobierno nacional cumpla con la orden judicial de desalojo”, explicó el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta.
Del lado bonaerense también hay obras, aunque de otro tipo. En Avellaneda, en 2008 se comenzó la construcción del Camino de la Ribera, que no es un paseo costero sino una vía apta para camiones. La primera etapa se hizo entre el puente Avellaneda y el Pueyrredón, y ya está en marcha el segundo tramo, 25 cuadras hasta el puente Victorino de la Plaza. La inversión será de $ 65 millones, financiados por Vialidad Nacional. El año que viene estaría terminada la última etapa, 15 cuadras hasta el límite entre Avellaneda y Lanús.
En tanto, en los partidos de Lomas de Zamora y Lanús, el gobierno provincial también está llevando adelante el ensanche y pavimentación de la avenida Carlos Pellegrini, el camino costero, obra que ya tiene un 95% de avance, según informaron en el Ministerio de Infraestructura bonaerense. Son 65 cuadras, entre puente La Noria y puente Alsina.

Una larga lista de riesgos

Los contaminantes del Riachuelo son un grave riesgo para la salud de quienes viven cerca. Según la Asociación de Vecinos de La Boca, una de las ONG encargadas de auditar el plan de saneamiento, los vecinos están expuestos a sufrir leptospirosis, hepatitis A y E, intoxicaciones por metales pesados o hidrocarburos, enfermedades producidas por bacterias, triquinosis y miasis (parasitación de tejidos y órganos por larvas de moscas).

martes, junio 14, 2011

Movida Solidaria

Hola !

Cómo estas?

Queremos contarte que este 15 de junio se viene una nueva edición de la Movida Solidaria junto a Radio Metro. En capital  podés acercarte de 7 a 20hs a Conde 935 y acercar tus donaciones.

En el 2009 juntamos 14 camiones para 14 hogares. En el 2010 juntamos 40 camiones para 40 hogares y comedores. En el 2011 te necesitamos A VOS!

Necesitamos:
  • Alimentos
  • Frazadas
  • Máquinas de Coser
  • Herramientas
  • Telas
  • Utensillos de cocina
  • Ropa de abrigo

Si sos del interior podés ingresar a www.redsolidaria.org.ar  y contactarte con nuestras redes solidarias en tu provincia.

Te invitamos a seguirnos en   www.facebook.com/redsolidariaarg   y  en Twitter   @redsolidariaar  para poder ir contándote detalle de nuestros proyectos en todo el país y de nuestras convocatorias de voluntarios.

Te esperamos!!!

Muchas Gracias
Un fuerte abrazo,
Manuel Lozano
@lozano_manuel 


viernes, junio 10, 2011

Yerba, no hay…

Fuente:http://blog.guiaoleo.com.ar/yerba-no-hay/ 

Yerba, no hay…


¿Cuántas veces al día pronunciamos o escuchamos la frase: “tomamos unos mates”? Si lo pensamos lógicamente ¿No es insólito que la gente se junte alrededor de una bebida que no tiene alcohol? Se pusieron a pensar que es la única bebida, no embotellada, que tiene la impunidad de tomarse prácticamente en cualquier lugar: en casa, en la oficina, en el colectivo, en el tren, en el auto, en la calle, en la playa, hasta hay bares y restaurantes que ofrecen mate en la carta, ¡aplausos para esa idea! Conozco algunos personalmente, en ocasiones voy con amigos o a la salida de la oficina, unos ricos mates y taza taza… ¿Qué les parece? ¿Conocen alguno para recomendar?
Otra de las características del mate es que da lugar al encuentro, a la charla profunda, o por lo menos extensa y –al mismo tiempo- te exime de compartir una cena o almuerzo con gente a la que no le dedicarías tanto tiempo… “paso mañana a tomar unos mates”, se lee entre líneas: de ahí me voy a cenar con MIS amigos y todos contentos. Eso solamente se puede hacer porque existe el mate, nadie dice “venite a casa a tomar un agua saborizada”, aunque algunas marcas pagarían fortunas por ese espacio publicitario. Hablando de sabores, ¿Qué opinión les merecen las yerbas saborizadas? Mi opinión es: ¡PUAJ!. Es como que no logran el verdadero gusto que tiene el mate cuando le ponés café, naranja o limón.
Buscando información para esta nota leí: “el mate contiene prácticamente todas las vitaminas necesarias para vivir” ¡Wow! estoy salvada. Sin embargo hay gente que tiene el don de cebar un mate tan feo que hasta las vitaminas se asustan, e indefectiblemente decís “gracias” después del segundo mate. En todas las familias hay alguien así.
A pesar de ser algo tan cotidiano, el mate no es moderno: cuenta la historia que era consumido por los pueblos originarios del Alto Paraguay y los Jesuitas lo acercaron a la población criolla y gaucha en Argentina, Uruguay y el sur de Brasil. Por supuesto que cada región lo tuneó a su manera: en Brasil se llama chimarrão, la yerba no tiene palo, es de color verde casi fluorescente y se toma en un mate de madera gigante, con agua tibia. En Uruguay la yerba tampoco tiene palo, pero es de color “normal” y muy amarga, el mate es de calabaza (el famoso porongo) y el agua tiene que estar a 10 segundos de hervir. Hasta los Sirios lo toman: en mates de vidrio, con bombillas cortitas y son uno de los principales destinatarios de la exportación argentina de yerba. Y nosotros tomamos en un mate de lata, de madera, de calabaza, en un vaso, en cualquier lado y hasta inventamos bombillas de madera… ¡una locura!
Por último, está la dicotomía del mate amargo, dulce, o, como dice mi tía: “agrio”, cuando le pones un poquitito de azúcar cada tanto (la opción “con edulcorante” no está considerada). Por mi parte, prefiero amargo y supongo que se lo debo a mis antepasados charrúas, aunque hay quien respondería: “para amarga está la vida”, ¡vamos! La vida no es amarga si hay mate y con quien compartirlo…
Leti Quirque
Leticia es Lic. en Comunicación social, trabaja en Guía Oleo hace casi un año. Su hobby favorito es hacer radio porque ahí también se puede tomar mate.
10 Jun 2011 | 2 Comentar

El mundo sin ingenieros 4

miércoles, junio 08, 2011

martes, junio 07, 2011

Últimas noticias - Télam